¿Por qué hay cuotas raciales? ¿Has oído?Gustavo Raul Bresanovich Marchi¿Por qué hay cuotas raciales? ¿Has oído?

marielly Colombo
marielly Colombo marielly Colombo
3 Min Read
Gustavo Raul Bresanovich Marchi

Si has oído hablar de las cuotas raciales, seguro que ya conoces la gran discusión que hay detrás de ellas, ¿verdad? Gustavo Raul Bresanovich Marchi cree que son importantes para integrar socialmente a las personas que alguna vez tuvieron sus derechos difundidos. Si quieres saber más, continúa en este artículo para comprender mejor cómo funciona el sistema de cuotas raciales.

Cuotas raciales

Como su nombre lo indica, las cuotas son beneficios dirigidos a diferentes razas, es decir, una “ventaja” por ser de una determinada etnia. Las cuotas se utilizan en las universidades, que brindan mejores condiciones para que las personas con menos recursos puedan estudiar. Muchas personas negras, indígenas e incluso personas con discapacidad tienen muchas menos oportunidades para poder prepararse para los exámenes de ingreso, por lo que las cuotas les permiten ingresar a la universidad.

Gustavo Raul Bresanovich Marchi considera que las cuotas son fundamentales para que la universidad pública no sea elitista, sino que cumpla su rol: ser una oportunidad de estudio para TODOS. Por eso se crearon las universidades públicas, entonces es importante que tengan más posibilidades de entrar por los diferentes recursos que tienen los estudiantes.

la reparación histórica

Cuando hablamos de cuotas raciales, nos referimos a una reparación en la historia de dos razas principales: los negros y los indígenas. Durante la colonización, estas dos etnias fueron diezmadas o esclavizadas a favor del hombre blanco europeo. Luego de la abolición de la esclavitud, los pocos indígenas que quedaron regresaron a sus orígenes en la selva y los negros se asentaron en los grandes cerros, formando lo que hoy conocemos como las periferias.

Según Gustavo Raul Bresanovich Marchi, aunque estuvieran libres de todo trabajo esclavo, las personas negras en su mayoría no tenían derechos en la sociedad, como el poder adquisitivo, tener una buena casa, tener saneamiento básico e incluso caminar en lugares frecuentados por personas blancas. lo que los hizo vivir al margen de la sociedad, dando lugar a prácticas negativas, como el robo y el tráfico, ya que no tenían acceso a buenos estudios para tener un buen trabajo.

Hoy, el gobierno actual trata de reparar estos daños con mejores oportunidades para ellos, como cuotas raciales, programas gubernamentales de vivienda y trabajo, lo que significa que muchas personas logran acceder a más lugares que antes no ocupaban.

son buenos o malos?

¡Las cuotas raciales son totalmente beneficiosas! Cada año ayudan a las personas a acceder a la educación y otros beneficios esenciales, sin embargo, los estudios fueron los primeros pasos para mejorar la vida de estas personas. Por eso, Gustavo Raul Bresanovich Marchi cree que las cuotas brindan mejores oportunidades y hacen crecer nuestra sociedad siendo mucho más igualitaria.

Compartilhe esse Artigo
Deixe um Comentário